FANDOM


MagicCircuits-RN-Shirou

Circuitos mágicos.

Los Circuitos Mágicos (魔術回路, Majutsu Kairo?) son un sistema pseudo-nervioso que se extiende por el cuerpo humano y que califican a una persona para ser un hechicero. Sus funciones normales son actuar como senderos que convierten la fuerza vital en energía mágica, misma que los humanos aprendieron a controlar y utilizar para realizar misterios. Estos conectan el mundo material con el plano astral como los caminos que se unen con los cimientos subyacentes a los grandes rituales. Si la energía mágica es la fuerza que actualiza las reglas de un sistema de la fundación taumatúrgica, los circuitos mágicos son las tuberías que convierten esa energía y la transmiten del hechicero al sistema.

FuncionamientoEditar

Circuitos

Varios estados de los circuitos mágicos de Shirou Emiya.

Los circuitos mágicos residen dentro del alma de un hechicero, y lo que se encuentra en el cuerpo es solo una expresión física que se extiende de una manera similar al sistema nervioso.

Su composición consta de componentes centrales, que son los circuitos reales por así decirlo, y derivaciones que conectan esos componentes con el cerebro. Los circuitos mágicos no cambian, y una vez dañados no pueden repararse. Debido a que la actividad orgánica es necesaria para la operación de los circuitos, es un error común pensar que literalmente son parte del cuerpo de un hechicero. Hay raras ocasiones en las que los circuitos continúan funcionando incluso después de que el cuerpo del practicante haya cesado todas sus funciones vitales, y en esos casos es necesaria la destrucción del cerebro para detenerlos. Así mismo, su calidad y cantidad se clasifican a través de letras como en el caso de la hechicería, y su composición varía a menudo entre los usuarios.

Como cualquier otro órgano, el número de circuitos mágicos que uno posee es determinado al momento de nacer y no puede disminuir o aumentar naturalmente; lo que significa que, si bien aquellos de linajes más antiguos serán más poderosos, es posible cambiar ese número de manera artificial a través de varios métodos. Uno de esos métodos consiste en el establecimiento de un vínculo místico entre dos hechiceros por medio del cual los circuitos puedan ser transferidos. Dado que los circuitos se encuentran en el alma, es requisito una fusión de cuerpo y mente durante la implantación, pero el proceso conlleva los mismos riesgos y complicaciones que un trasplante de órganos. Además, a medida que los circuitos mágicos se vuelven inestables si son manipulados mientras están en uso, existe la posibilidad de destrucción mutua en caso de que no se haya establecido previamente un contrato de la misma naturaleza que la de un hechicero y su familiar.

Por esa y otras razones, los largos linajes buscan no alterar los circuitos de sus miembros mientras están vivos, sino que intentan producir descendientes con la mayor cantidad «extra» posible. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el número no lo es todo, y que tanto la calidad como la precisión también son un factor importante que difiere de linaje a linaje. La línea sanguínea de los Aozaki es conocida por producir hechiceros con una cantidad baja de circuitos mágicos, pero cuya gran calidad es más que suficiente para compensarlo. Por otro lado, los Barthomeloi poseen una poderosa marca de circuitos mágicos conocidos como Blue Blood: Circuitos Mágicos de la Nobleza (貴い魔術回路ブルーブラッド, Burū BuraddoTōtoi Majutsu Kairo?).

Una persona normal rara vez adquiere circuitos mágicos, pero estos casos son considerados mutaciones repentinas. Si bien Kirei Kotomine nació con circuitos mágicos inesperados que no son de su linaje, él no es de este tipo. Los circuitos de Kirei fueron un regalo del divino sacramento como un agradecimiento para su padre, Risei Kotomine, por años de piadosa adoración. Kirei nació con «el derecho a recrear los milagros en el divino sacramento», donde este «derecho» se entiende como los circuitos mágicos.

Su presencia es algo poco común y una persona ordinaria tendrá pocos o ninguno. Aún así, los circuitos son en última instancia algo antinatural para el cuerpo humano, y su actividad causará dolor y entumecimiento al usuario. Dado que su uso aumenta la temperatura corporal, es posible usar un sensor térmico para descubrir la identidad de un hechicero; como hace Kiritsugu Emiya para identificar a los masters enemigos en el campo de batalla durante la Cuarta Guerra del Santo Grial.

En el momento en que el prana corre a través de ellos por primera vez, los circuitos mágicos se «abren» y el usuario puede activarlos a voluntad mediante el uso de un gatillo imaginario. El cómo se representa este accionador diferirá de un hechicero a otro: la imagen de Shirou consiste en disparar el gatillo de una pistola, la de Rin Tohsaka es la de un cuchillo apuñalando su corazón, y la de Luviagelita Edelfelt es su corazón siendo destrozado como una joya. Pero también están aquellos que solo pueden utilizar el gatillo en condiciones predeterminadas, como después de lesionarme a sí mismos o al momento de excitarse sexualmente.

Antes de la Quinta Guerra del Santo Grial, Shirou creía que tenía que «hacer» un circuito nuevo cada vez que quisiera realizar hechicería, y en cada intento él convertía temporalmente — y sin querer — partes de sus nervios en improvisados circuitos mágicos. Esta técnica de creación de un nuevo circuito es extremadamente peligrosa, y Shirou describe la sensación como la de una barra de hierro caliente siendo insertada en su columna vertebral. Al principio, ninguno de sus maestros de hechicería (Kiritsugu y Rin) notó esa costumbre suya, y cuando sus circuitos naturales se abrieron por fin, su sistema nervioso se volvió loco por el súbito incremento de energía. Esto lo deja con unos circuitos débiles que apenas pueden manejar diez unidades de prana.

Difiriendo de los circuitos mágicos de los humanos normales, Saber y Saber del "Negro", cuando estaba con vida, tienen un Núcleo Mágico (魔術炉心, Majutsu Roshin?) otorgado a ellos por su sangre de dragón. Su capacidad es mucho mayor de lo que cualquier humano puede lograr, y mientras que el cuerpo de un hechicero puede considerarse una máquina que crea energía mágica, el núcleo de Saber actúa como una fábrica con las mismas funciones; de una manera similar a cómo Prelati's Spellbook tiene un Reactor de Energía Mágica (魔力炉, ?) que provee de energía mágica ilimitada a su portador.

Circuitos Mágicos por personajeEditar

  • Hechicero promedio: 20 circuitos mágicos.
  • Touko Aozaki: 20 circuitos mágicos. Ella es la primera en la historia de su familia con una gran cantidad. Sus padres no tenían ninguno y se ha dado a entender que su hermana no tiene muchos más que ella.
  • Souren Araya: 30 circuitos mágicos.
  • Cornelius Alba: Desconocido. Se implica que tiene más que Touko y Araya.
  • Shirou Emiya: 27 circuitos mágicos. Cada circuito puede manejar una cantidad mínima de 10 unidades de prana a mismo tiempo que recibe daño. Considerando la gran cantidad de circuitos que posee, tan baja calidad es inconsistente.
  • Rin Tohsaka: 40 circuitos mágicos de nacimiento y 30 subcircuitos por cada uno. La máxima liberación de energía es de 1000 unidades.
  • Sakura Matou: desconocido. Se declaró que tiene el mismo rendimiento máximo que Rin con sus circuitos naturales. Sin embargo, cualquier circuito que ella tuviera fue corroído y asimilado por los fragmentos del Santo Grial implantados en su interior.
  • Luviagelita Edelfelt: 100 circuitos mágicos. Se desconoce cuántos de estos son naturales y cuántos derivados de su emblema familiar.

Regresión a la Era de los DiosesEditar

Los seres como Lugh Beowulf y Arcueid Brunestud tienen Regresión a la Era de los Dioses (神代回帰, ?) como su propio estilo de circuitos mágicos. Esto representa el grado en el cual son capaces de producir misterios que existieron en el planeta antes de la aparición de la magia, y es clasificado usando el mismo sistema que la hechicería. La calidad representa «qué tan distante está de lo que los seres humanos pueden hacer» al reproducir sus misterios puros. La cantidad equivale al poder: mientras más alto sea el rango mayor el grado de influencia en el ambiente circundante. Por ejemplo, con circuitos en cantidad de rango C se permite el despliegue de poder sobre un pueblo. La composición, por su parte, representa la era del «misterio» de una manera similar a cómo las runas, la Kabbalah y la magia oscura lo hacen en la hechicería. Aunque es similar en concepto, cosas como los Ploys creados por Alice Kuonji no son de la Era de los Dioses ni se les puede asignar un número.

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.