TYPE-MOON Wiki
Advertisement
TYPE-MOON Wiki

«¡Nosotros, los Yggdmillennia, adquiriremos todos los misterios y milagros de este mundo!»
―Darnic Prestone Yggdmillennia.

Darnic Prestone Yggdmillennia (ダーニック・プレストーン・ユグドミレニア, Dānikku Puresutōn Yugudomirenia?) es el master de Lancer del "Negro" en la Gran Guerra del Santo Grial de Fate/Apocrypha. Darnic fue también el master de Lancer en la Tercera Guerra del Santo Grial, y el que saqueó el Santo Grial de Ciudad Fuyuki durante el conflicto del mundo de Fate/Apocrypha.

Perfil[]

Pasado[]

Darnic es el mayor de los Yggdmillennia que ha vivido durante más de un siglo. Hace ochenta años fue condecorado con un brillante debut como un joven hechicero prometedor, y de repente obtuvo una propuesta de matrimonio de un clan de largo linaje que se encontraba entre los señores aristocráticos de la Torre del Reloj. La sangre de los Yggdmillennia era impura y estaba contaminada, por lo que no podía subsistir después de la quinta generación. Al clan en el que estaba a punto de unirse no le gustaban los riesgos, por lo que de inmediato se convirtió para ellos en un extraño que debía ser excluido. Incluso su futuro cuñado, que le había dado una palmada en la espalda con una sonrisa y jurado amistad, y la mujer que iba a ser su esposa, quien le había susurrado tímidamente su amor, se habían alejado de él. En ese mismo instante, los Yggdmillennia quedaron aislados de su sueño de ascender a las filas de los Lords. Incluso si lograban superar la ruina más allá de la quinta generación, la etiqueta que una vez los había abofeteado nunca desaparecería.

Después de unirse a la Asociación de Hechicería como el resto del clan, subió gradualmente la escalera política dentro de la Asociación como un deseo que nunca le sería concedido. Darnic alcanzó el rango más alto de Grand y llegó a ser conocido como la Lengua de Ocho Horquillas (八枚舌, Hachi-mai Shita?). Fue un instructor de segundo grado en conversión elemental dentro de la Asociación, cuyos estudiantes mostraron opiniones desfavorables.

Hace sesenta años buscó un camino para llegar a la raíz y, al mismo tiempo, aprendió sobre la Guerra del Santo Grial en la ciudad de Fuyuki. Tuvo la inesperada fortuna de encontrar un camino que conducía al Gran Grial a través de un agujero en el que había caído. Darnic sabía que la Alemania nazi estaba interesada en lo oculto y usó palabras hábiles para atraer a los nazis alemanes, haciendo que enviaran, bajo las órdenes directas del Führer, una enorme fuerza militar que uno no esperaría que fuera enviado a un país aliado como Japón, obteniendo así el poder de su ejército.

Darnic participó en la Tercera Guerra del Santo Grial de Fuyuki como master, ayudando supuestamente a los nazis a alcanzar sus propios objetivos. Fue una suerte para él que la situación se hubiera vuelto extremadamente caótica debido a los Einzberns, quienes habían jugado sucio y roto las reglas de la guerra. El servant de Darnic, Lancer, luchó hasta la muerte contra el servant Ruler de los Einzberns. La Tercera Guerra del Santo Grial concluyó sin un vencedor definitivo, y las exhaustas familias Einzbern, Tohsaka y Makiri no poseían ningún medio para detener a Darnic y los nazis alemanes. Este encontró la ubicación del Gran Grial y, con el poder del ejército nazi a su espalda, lo saqueó. Traicionó a los nazis cuando el Grial estaba a punto de ser transportado a Alemania; disponiendo intencionalmente que el transporte pasara a través de Trifas, y luego matando a todos los hechiceros y soldados con los que había luchado. Finalmente, los detalles principales sobre el Grial desaparecieron sin dejar rastro.

A partir de entonces fueron días de investigación y política. Frente a la Asociación, Darnic fingió que el clan Yggdmillennia se contentaba con el deber de ser un receptáculo para los hechiceros que abandonaban la escuela. Poco a poco modificó el Gran Grial para adaptarlo a Trifas. Su logro al hacer posible invocar no solo a espíritus heroicos puros, sino también a «aquellos que solo tienen el aspecto de un espíritu heroico» podría llamarse un subproducto inesperado del proceso de alteración — como en la Tercera Guerra del universo oficial, donde es posible invocar espíritus heroicos malvados gracias a la corrupción de Angra Mainyu —. Con el tiempo, trabajó arduamente para preparar el Gran Grial y usarlo a favor de su clan, poniendo todos los eventos en orden y evitando discretamente cualquier sospecha. Sin embargo, dejó que se difundiera información sobre la base del ritual, lo que provocó que los rituales de imitación se extendieran por todo el mundo. Si bien consideró que fue su único error, logró evitar la detección durante setenta años.

Su verdadera fuerza no estaba en la educación, sino en sus habilidades políticas. Conocido como un estafador de primera clase, trabajó duro para evitar que su clan cayera en problemas. Aunque el engaño es común dentro de la Asociación, era conocido por utilizar sus extraordinarias habilidades políticas para manipular y engañar tanto a los que confiaban en él como a los que no, traicionando y pasando a través de todos los que se interponían en su camino. Tres meses antes de la Guerra del Santo Grial, reveló sus planes, separándose de la Asociación para formar su propio grupo basado en su familia.

Mientras los guiaba, convocó a Lancer del "Negro" con dos meses de anticipación debido a su incomparable fortaleza dentro de Rumania, prometiendo lealtad a su servant en lugar de mandarlo. Juntos interceptaron a un grupo de la Asociación, pero uno logró iniciar el sistema de reservas del Gran Grial y permitió que un equipo de servants se opusiera a ellos. No obstante, Darnic no se preocupó mucho, ya que, si bien había sido imprevisto, estaba preparado para tal eventualidad cuando se enfrentaba a la Asociación. De todos los miembros del clan, Darnic reconoce el potencial de Fiore Forvedge Yggdmillennia para ser la futura líder.

Apariencia[]

Si bien tiene 97 años de edad, Darnic parece un hombre de unos veinte años que no muestra una sola arruga, dando la impresión de que el tiempo se hubiera detenido para él desde que robó el Grial.

Personalidad[]

Sus recuerdos amargos comienzan cuando recibió una propuesta de matrimonio de un clan de largo linaje. Un cierto hechicero le había advertido: «Todo lo que le espera a tu clan es la ruina», pero Darnic pensó que era ridículo porque mientras el clan continuara más allá de la quinta generación podrían pensarse cualquier cantidad de contramedidas. No obstante, parecía que el único que pensaba así era Darnic, ya que no era que él tuviera una participación directa, sino que estaban acorralados políticamente.

Dicho clan invirtió fondos en un experimento inútil, filtró los detalles del ritual oculto, y el niño que había heredado el emblema taumatúrgico de la familia murió por casualidad y desgraciadamente en el proceso. Ellos, quienes llegaron a adularlo y estaban incluso dispuestos a venderse a él ahora que habían llegado a la ruina, fueron el único clan cuya solicitud de unirse a los Yggdmillennia fue rechazada. Darnic ya no sentía resentimiento hacia la familia que lo había abandonado, y considerando su situación actual, incluso tuvo ganas de agradecerles. Lamentablemente, ellos ya habían caído como clan hace mucho tiempo sin haber dejado sus nombres en la historia. Mientras él podía seguir viviendo con lo que le había pasado a sí mismo, esos hechiceros se habían llevado incluso el futuro de sus siguientes generaciones. Darnic sabía que se habían dirigido a Japón en el Lejano Oriente donde tuvo lugar la Guerra del Santo Grial, pero después de eso su paradero era desconocido. Lo más probable es que hayan vivido sus vidas mientras se lamentaban de todo hasta el día de su muerte.

Darnic abandonó la idea de llegar a la raíz a través del enfoque normal; en otras palabras, acumulando una investigación diligente como hechicero. Por lo tanto, lo primero que tenía que hacer era pensar en una forma de detener la ruina de su linaje. Existía la opción de simplemente retirarse de la Asociación de Hechicería y continuar la investigación de su clan mientras se escondían del mundo, pero Darnic se negó a hacer eso. Si bien permanecer en la asociación fue humillante, él grabó esa humillación en su corazón sin olvidar nada ni siquiera por un segundo, y la utilizó como motivador. Está obsesionado con el Gran Grial después de descubrir que puede abrir el camino a la raíz, y está dispuesto a usarlo para convertirse en un símbolo, así como para tomar represalias contra la Asociación de Hechicería o llegar a la raíz. Su supervivencia en la Tercera Guerra del Santo Grial hace sesenta años fue una batalla increíblemente dura, hasta el punto de que se regocijaba por seguir vivo.

Aunque Fiore es capaz de conversar agradablemente con su «abuelo», ella siente un profundo temor de hacerlo enojar. Aquellos que lo desafían son expulsados ​​de la red del clan y se quedan sin nada más que una vida de infortunio. No le importa mucho la mayoría de los demás miembro y tampoco dudaría en derrotarlos, llegando incluso a usar a Caules como nada más que un peón para golpear al enemigo.

Aunque Darnic puede ser parte de un mundo que va impasible contra toda ética, él cree que Lancer del "Negro" merece su mayor respeto por haber sido el gobernante soberano de Rumania. Él trata a Lancer como el señor de los Yggdmillennia, otorgándole el título a pesar de ser el cerebro detrás de la Guerra del Santo Grial. Darnic aprecia la tenacidad y el celo de Lancer para lograr su deseo, lo cual es una de las razones por las que le agrada. Si bien tiene algunas preocupaciones sobre la naturaleza obstinada del servant, cree que trabajar para lograr el mismo objetivo de completar el ritual les permitirá continuar juntos sin problemas. A pesar de ello, Darnic no dudaría en hacer que su servant usara un noble phantasm considerado como tabú.

Rol[]

Fate/Apocrypha[]

Darnic reflexiona mientras observa al saqueado Gran Grial antes del ritual de invocación múltiple que traerá a los cuatro servants restantes. La culminación de más de sesenta años de trabajo ha llegado a buen término, y él está lleno de miles de emociones por ello. Darnic se siente complacido de tener finalmente los medios para encender el faro de la rebelión contra la Asociación, y está bien incluso con la inesperada aparición de la Facción Roja, confiando en la fuerza de Lancer y en la de sus subordinados.

Darnic se reúne con Fiore y le muestra una parte del Grial debido específicamente a su papel como su sucesora. Acto seguido, el ritual de invocación tiene lugar y él se dirige a su señor para supervisarlo. Tras su finalización, le permite a Gordes mantener el nombre de Saber del "Negro" en secreto, ya que conoce su identidad y considera que su solicitud es válida. Cuando el resto de los masters y servants comienzan a irse, Darnic piensa en cómo espera poco o nada de Caules y Berserker del "Negro", un par que consiste en un hechicero débil y un espíritu heroico sin mucho misterio, planeando usarlos para el único propósito de una distracción que golpee al enemigo.

Cuando discute el estado de la situación con Lancer del "Negro", este lo reprende por ser excesivamente halagador hacia él, recordándole que sigue siendo un servant aunque se refiera a él como señor. Mientras discuten sobre el pasado de Lancer y sus nuevos soldados, Darnic cuenta la situación sobre Assassin del "Negro" y su prevista llegada. Más tarde, este habla sobre los materiales que se le entregarán a Caster del "Negro" para la construcción de sus golems, señalando que una cantidad tan grande es difícil sin una ruta directa a través de la Asociación. Caster transmite el progreso de su noble phantasm, Golem Keter Malkuth, y Darnic se despide.

Con la misión de reconocimiento de Kairi Sisigou y Saber del "Rojo", Darnic observa junto a los otros masters y servants mientras Caster investiga la batalla, comentando que la identidad de Saber del "Rojo" no puede ser establecida debido a ciertas circunstancias. Él es el único master que no se ve muy afectado por su fuerza y ​​brutalidad, transmitiendo la información sobre Kairi obtenida a partir de los espías dentro de la Torre del Reloj. No obstante, este no puede encontrar información sobre Shirou Kotomine incluso con sus hombres dentro de la Iglesia debido a que no hay antecedentes suyos. Si bien solo él y Fiore tienen alguna posibilidad de igualar a las élites enviadas por la Asociación, él cree que las décadas de trabajo que realizó en el ritual, como su sistema de homúnculos, superan con creces los diez días asignados a los de la Asociación.

Cuando Lancer, Archer y Caster del "Negro" atacan los Hanging Gardens of Babylon para recuperar el Grial que ha sido robado, estos se enfrentan a Lancer, Rider y Archer del "Rojo". Lancer del "Negro" se enfrenta a Lancer del "Rojo" como lo había hecho anteriormente, pero esta vez se encuentra en desventaja debido a que sus poderes se han debilitado dentro de los jardines colgantes. Darnic hace acto de presencia, y con un hechizo de comando, obliga a Lancer del "Negro" a usar su noble phantasm y convertirse en vampiro. Mientras este se transforma e intenta matarlo, Darnic usa los hechizos de comando restantes para hacer que Lancer vaya tras el Grial y se haga uno con él, convirtiéndolos en el vampiro sin nombre.

Darnic, como el vampiro sin nombre, comienza a atacar a los homúnculos bebiendo su sangre y transformándolos en monstruos. Los servants del "Negro" y "Rojo" deciden formar una alianza contra el ahora demente Darnic, recibiendo la ayuda de Ruler. Si bien se las arreglan para luchar contra Darnic e incluso vencerlo parcialmente, los servants de la Facción Roja se inmovilizan repentinamente debido al cambio de sus masters, lo que permite al monstruo escapar más hacia los jardines colgantes. La criatura termina por enfrentarse a Shirou Kotomine, quien reconoce su identidad a pesar de su nueva apariencia y es reconocido a su vez por un perturbado Darnic de su pasado en Fuyuki. Antes de que Darnic pueda hacer algo, Shirou lo destruye lentamente con las llaves negras mientras recita un canto; reduciendo al ex sobreviviente de la Guerra del Grial a cenizas.

La voluntad de Darnic permanece dentro de Lancer cuando su alma entra en el Gran Grial, permaneciendo dentro incluso cuando Sieg, en la forma de Fafnir, lleva el Grial al Lado Inverso del Mundo.

Fate/Grand Order[]

Fate/Apocrypha: Inheritance of Glory[]

Habilidades[]

Darnic posee el emblema taumatúrgico del clan Yggdmillennia, y tiene el conocimiento suficiente como para comprender y reproducir el sistema de Fuyuki que ni siquiera muchos de los instructores de primera clase de la Torre del Reloj podrían manejar. Se le considera un monstruo que ha mantenido el vigor carnal de un hombre en sus treinta años a pesar de haber vivido durante más de un siglo.

Normalmente, los servants podrían devorar las almas de los humanos y convertirlos en energía mágica como un privilegio al ser seres espirituales. Los humanos, por su parte, solo podrían transferir almas entre contenedores u observarlas. Pero Darnic fue una excepción. Él había dedicado su atención al alma, que debería haber sido imposible de convertir y transformar con hechicería, y que además era inútil como alimento. Probablemente se debió a haber luchado junto a un servant en la Tercera Guerra del Santo Grial, o tal vez había logrado esta gran hazaña por temor a esa predicción que un cierto hechicero le había dicho.

Darnic había desarrollado un hechizo para convertir las almas de otros en alimento para sí mismo. Sin embargo, era una forma de maldición que estaba muy cerca de ser tabú. No era una cuestión de ética; si fuera por su propia vida, no se resistiría ni siquiera a aplastar la cabeza de un bebé. Pero este hechizo era demasiado peligroso. Era una parte arriesgada de la taumaturgia alta que, si algo iba mal, incluso por unos pocos milímetros, conduciría instantáneamente a su propia muerte. El número real de veces que había consumido almas durante los últimos sesenta años fue solo tres veces. Había mantenido el ritual en las condiciones tan perfectas como le fuera posible en cada una de esas tres ocasiones, pero aun así, la proporción de precisión de su cuerpo y alma se había reducido a sesenta por ciento. «Alguien» que no era él mismo iba a llegar poco a poco a controlarlo. Lo más probable es que, incluso si él cumpliera perfectamente el siguiente ritual, ya no sería «Darnic Prestone Yggdmillennia», sino alguien más. Incluso si tuviera sus recuerdos, incluso si todos los detalles estuvieran perfectamente grabados, no sería él.

Referencias[]

Advertisement