FANDOM


Heinrich Zepter (ハインリヒ・ツェプター, Hainrihi Tseputā?) es un hechicero capturado por Natalia Kaminski y Kiritsugu Emiya durante sus tiempos como freelancers.

PerfilEditar

PasadoEditar

Heinrich es parte de la familia Zepter, la cual había mostrado señales de actuar imprudentemente desde hace algunas generaciones. Desde la resurrección hasta la creación de monstruos, Heinrich lo intensificó cuando usó a toda una ciudad en el norte de Alemania para sus experimentos veinte años atrás. Uno de esos experimentos fue fotografiado en Baviera. La Asociación de Hechicería no pudo permanecer en silencio tras enterarse, pero Heinrich logró escapar con vida.

Él encontró su camino a América con el propósito de usar su tierra y gente para investigar el contenido de su corazón. Finalmente se instaló en un pequeño pueblo con una población de dos mil habitantes, Present Mountain, y continuó con su trabajo allí. A partir de 1978 Heinrich se convirtió en un monstruo y dejó un video donde hablaba sobre los cazadores de la Asociación. Su paradero permaneció desconocido hasta veinte años después de su partida de Europa, cuando una de sus creaciones apareció en el pueblo y fue asesinada por la policía. Al analizar el cadáver, un hechicero confirmó que se encontraba en esa aldea.

AparienciaEditar

Heinrich cambió por completo su apariencia externa a la de una criatura monstruosa. Su cuerpo original permanece como el de una momia.

PersonalidadEditar

La familia Zepter se aisló del mundo exterior para llevar a cabo sus experimentos y comenzó a andar por el camino equivocado sin darse cuenta. Heinrich se sumergió en la locura mientras trabajaba en la resucitación de los muertos. Si bien revivir el alma es una búsqueda que vale la pena para un hechicero, revivir la carne es comparativamente aburrido. Especializados solo en la carne en lugar del espíritu, Heinrich siente que su familia ha hecho todo lo posible en esa área, tanto así que la práctica no es más que crear meros juguetes. Este busca la Raíz como todos los demás hechiceros, y es capaz de pensar objetivamente todo eso mientras todavía mantiene cierto sentido de racionalidad.

La razón ya no le importa, pues se ha "unido de manera impotente" a sus juguetes. Describir su trabajo hace que la locura se infunda en él, destruyendo cualquier astilla de inteligencia que se haya mostrado anteriormente en su persona. Se puede decir que su objetivo, curso de la vida, interés y afición están todos unidos: "jugar con los cadáveres". Heinrich habla de sus creaciones con alegría, a diferencia de otros hechiceros herejes que realizan sus acciones de manera eficiente como monjes ascéticos. Él las ama enormemente, y estas le brindan verdadera alegría, pero aún es capaz de notar que es una pena haberse alejado del camino de los humanos y los hechiceros en la búsqueda de su interés.

Heinrich quería un monstruo que lo superara todo, y si bien había monstruos que poseían los corazones de los hombres, no había necesidad de que un hombre poseyera el corazón de un monstruo. Era difícil para él hacer una criatura como esa, y a pesar de ello, haciendo todo lo posible, se dio cuenta de que estaba esperando al monstruo en lugar de hacerlo él mismo. Habiendo pasado por todo lo que podía desear, sintiéndose satisfecho con todo lo que había hecho, lo único que quedaba en su imaginación era convertirse él mismo en un monstruo.

RolEditar

Natalia Kaminski y su aprendiz, Kiritsugu Emiya, viajan a Present Mountain para cazar a Zepter. Alquilan una habitación sin problemas, pero tienen la sensación de que están siendo observados. Posteriormente ambos son atacados por la gente del pueblo, quienes se encuentran bajo el control de Zepter, y descubren de uno de ellos que su localización se encuentra a tres kilómetros de distancia.

habilidadesEditar

Zepter estudia la resurrección de los muertos, pero no la de revivir el alma y la carne que ni siquiera la magia es capaz de lograr. El concepto normal de resurrección implicaría restaurar tanto el alma como la carne para devolver a un ser querido a la vida, pero Zepter solo se enfoca en la carne. Sin revivir el alma, es solo un cuerpo en movimiento, un fantasma come-cadáveres en descomposición. Su familia ha estado inmersa en obtener el milagro de la resurrección de los muertos, inicialmente enfocándose en resucitar cadáveres sin problemas, seguido de unir partes del cuerpo y finalmente tratar de crear seres vivos uniendo diferentes partes del cuerpo y dándole a la criatura funciones corporales. Deambulando lejos de su intención original, pasaron de la resurrección a la "creación de monstruos".

Originalmente buscaron unir partes diferentes de otros cuerpos para devolver al original en condiciones de trabajo. Resucitar perfectamente a los muertos sería imposible en casos como la senilidad antes de morir y los accidentes inesperados que causan la muerte, porque tales condiciones harían que el cuerpo ya no estuviera en la condición correcta para revivirlos perfectamente a como estaban antes de fallecer. Los Zepter querían perseguir el avivamiento incluso si las extremidades habían sido cortadas, así como revivir una extremidad que se encontrara separada del cuerpo. Se requirió un mayor avance de la técnica de resurrección, y la capacidad de unir las extremidades del cuerpo separadas, unir los nervios y hacer que se movieran; era necesario para compensarlo en caso de que las partes fueran insuficientes. Se necesitaba crear una técnica para hacer funcionar completamente un cuerpo combinándolo; sintetizando, uniendo y operando todas las partes del cuerpo independientemente de sus estados.

CreacionesEditar

Zepter ha realizado varios experimentos, que van desde la fusión de bebés y ancianos, la creación de un hombre de tres cabezas e incluso una versión en miniatura de Hekatonkheires. Dentro de un taller, guarda herramientas de hechicería, libros costosos, un martillo de disección, cuchillos y machetes; así como experimentos de fetos con cinco brazos y colmillos.

Caballo de Zepter

Natalia enfrentándose al caballo de dos cabezas.

  • Experimento en Baviera: uno de los primeros experimentos de Zepter en Baviera fue una combinación de varios humanos con dieciocho patas de caballo y un gran agujero negro en su centro, creado al picarlo, unirlo y separarlo.
  • Hombre del establo: El hombre que cuida el establo en Present Mountain ha sido completamente ahuecado con excepción de los pulmones y el corazón, dejando solo los órganos necesarios para vivir y hablar. Parece estar vivo desde el exterior, pero carece de sangre por dentro. Tiene un tercer brazo en la espalda, largo, poderoso y seco como el de una momia.
  • Caballo de dos cabezas: Hay un caballo de dos cabezas, perfectamente fusionado con ocho patas y dos corazones, dentro del establo de Present Mountain. Hay una sustancia pegajosa en donde los dos están unidos, similar al chocolate fundido; y dos de sus piernas están arrugadas como el tercer brazo del hombre del establo. La criatura puede seguir funcionando incluso con uno de sus corazones destruidos, y muestra la capacidad de escalar la pared de una casa y galopar a través de un techo para escapar.
  • Sawyer: Sawyer es un hombre que actúa como asistente de Zepter. Ha dejado de hablar y camina cojeando. A pesar de tener el cuello roto y colgando, es capaz de funcionar y atacar, e incluso después de dividirse por la mitad, ambas partes intentan débilmente tratar de ayudarse entre sí.

ModificaciónEditar

Zepter, "ya no es de este mundo", se ha convertido en su obra maestra definitiva. Habiendo adoptado su forma humana, su aspecto es como el de una masa de carne en descomposición hecha de cuerpos de hombre y bestia, con ojos compuestos e innumerables manos que usa para agarrar a los oponentes, en una forma similar a una gigantesca hormiga reina. Si bien tiene boca, Heinrich habla con telepatía. Su carne es débil para los ataques penetrantes, pero su cuerpo se dispersa y absorbe balas como un bloque de barro que rápidamente vuelve a la normalidad. Este puede tomar nuevas presas en su interior, su "aldea", para convertirlos en uno de sus secuaces abriendo su abdomen para tragarlos. Si bien es un cuerpo ilimitado que se acerca a la inmortalidad, el original todavía existe dentro, delgado como una momia. Sus circuitos mágicos mantienen su cuerpo unido, por lo que el cuerpo se separará y dejará de funcionar al perder contacto con su cerebro.

Tiene un oviducto que hace nacer a seres humanos completamente vestidos de un líquido viscoso y pegajoso para actuar como los dos mil aldeanos de Present Mountain. Debido a que los habitantes son parte de Zepter, todo el pueblo puede ser llamado "él", por lo que no se conoce a los que entran o se escapan de su ubicación. Habiendo convertido a la población en sus esclavos, sus "hijos" están completamente aislados de los sentimientos, restringiendo su actividad cerebral. Estos siguen sus instrucciones sin emociones, no mostrando rastro de miedo, vacilación o enojo cuando son asesinados. Manejan varias armas como rifles, pistolas, guadañas, hachas, arcos y flechas, y otras herramientas peligrosas. Estos pueden comunicarse cuando sea necesario para mantener la fachada y discutir los pedidos de Zepter entre ellos, con muchos habiendo sido modificados en sus experimentos. Incluso si los matan, Heinrich puede hacer nacer duplicados de ellos para reemplazarlos, pero todos se convertirán en trozos de carne si logran matarlo.

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.