FANDOM


El Lado Inverso del Mundo (世界の裏側, Sekai no Uragawa?) es la capa del mundo que conserva las leyes de la Era de los Dioses y alberga especies fantasmales en lugar de personas. El mundo en el que los humanos viven actualmente empleando las leyes de la física es como un tejido que se extiende a lo largo de la superficie del planeta, y debajo de este tejido existe el Lado Inverso del Mundo, el lugar a donde se han retirado los seres sobrenaturales después de que finalizara la Era de los Dioses. Así mismo, debajo de ese tejido existe el planeta conocido como «Tierra». En otras palabras: la Tierra es la capa inferior del planeta, la cual es cubierta por el «Lado Inverso del Mundo» — el lugar donde las leyes del «Mundo» reinan como en el pasado —, y cubriendo eso está el «Mundo actual» donde viven los humanos de la Era del Hombre.

Rhongomyniad es una de las «anclas» que unen al planeta para garantizar que el mundo de los humanos en la capa más exterior del mundo no pueda ser destruido por aquellos en el Lado Inverso que desean recrear la Era de los Dioses. La lanza sagrada que sostiene el rey Arturo no es más que una sombra del cuerpo principal: una torre que sujeta la piel del mundo y existe para ser el ancla del planeta, así como asegurar su estabilidad.

En Fate/Apocrypha, Sieg en su forma de dragón Fafnir migra el Gran Grial hacia el Lado Inverso del Mundo. El Santo Grial no puede activar el deseo de Amakusa Shirou Tokisada de «salvar a la humanidad a través de la Tercera Magia» simplemente porque allí no existen humanos. Alcanzar el Lado Inverso del Mundo como un espíritu heroico no es imposible porque estos ya se han vuelto inhumanos en el momento de su muerte; sin embargo, la probabilidad es increíblemente cercana a cero. Con el fin de alcanzar el Lado Inverso para reunirse con Sieg, Jeanne d'Arc intentó esencialmente un número infinito de veces desde el Trono de los Héroes, el cual está eliminado del eje del tiempo. Manaka Sajyou se encuentra con Sieg cuando envía su conciencia a través del «lado opuesto del mundo» en Fate/Labyrinth.

AvalonEditar

Para el noble phantasm en específico, véase Avalon.
Tierra de Avalon

Avalon en el capítulo final de Fate/stay night.

Avalon (アヴァロン, Avaron?) es el paraíso representado en las leyendas del mito Artúrico, el cual existe en el Lado Inverso del Mundo en las mismas coordenadas que Gran Bretaña. Es un pequeño mundo que fue llamado la Tierra de la Primavera Eterna y la Isla de las Manzanas en los mitos, una utopía que se creía derivaba de la isla que produjo la «Manzana de la inmortalidad» en la mitología griega. Se dice que el rey Arturo y Francis Drake habitan en Avalon, la ciudad de los muertos, y que eventualmente regresarán para llevar a Inglaterra a la verdadera gloria.

Se trata de una utopía que no puede ser otorgada a las bestias poseedoras de sabiduría, una que nunca podrá ser alcanzada. Es un mundo aislado de la constante decadencia y destrucción de la superficie del planeta y, aunque está enclavado en la historia humana, no tiene ninguna conexión con otras tierras. El día está cubierto por el sol de primavera y el olor del verano; y la noche se envuelve en el aire otoñal y las estrellas del invierno. Un lugar donde las flores de todos los colores florecen en llanuras con suaves pendientes, y donde un bosque puede ser visto claramente a la distancia cubierto por el cielo observador. La vista se divide uniformemente entre el cielo y la tierra, y no hay rastro de civilización humana en los campos. En la tierra pueden encontrarse innumerables flores y bichos; en el bosque agua y vegetación, mientras que hadas etéreas y hermosas acechan en el estanque. El paraíso que la gente imagina es solo una imitación. Aquí, en este lugar no recorrido, los límites de una tierra tabú (禁足地, kinsoku-chi?) sirven como los extremos de la isla, y aunque no tiene fin, parece cambiar como cualquier otra tierra. Más lejos en el campo, el suelo se vuelve árido de una manera similar a Gran Bretaña. Avalon es el lugar donde las hadas se levantaron y fueron después de que terminó la Era de los Dioses.

Según Merlín, la densidad de la energía mágica en Avalon es demasiado fuerte. Este piensa que no debería ser considerado un paraíso, sino que podría ser mejor utilizado como un arma. Él compara el lugar con el vacío, donde simplemente respirar es suficiente para terminar muerto: En tan solo una bocanada, un humano de la era actual estallaría de adentro hacia afuera.

Una vez que rescindió su contrato con el mundo destruyendo el Santo Grial por voluntad propia, Arturia Pendragon se marchó a Avalon. En el último episodio, Shirou Emiya pudo llegar y reunirse con ella.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.