FANDOM


Lancer (ランサー, Ransā?) es la servant de clase lancer de Nigel Sayward en la Primera Guerra del Santo Grial de Tokio de Fate/Prototype: Fragments of Sky Silver. Ella es una de los servants disponibles para ser invocados por Ritsuka Fujimaru en las Grand Orders de Fate/Grand Order.

PerfilEditar

IdentidadEditar

El nombre verdadero de Lancer es Brynhildr (ブリュンヒルデ, Buryunhirude?), también conocida como Brunhild, una diosa escandinava de la guerra. Ella es la hija de Odín, el Gran Dios del Norte de Europa, y una de las doncellas valquirias. Brynhildr es una reconocida mujer trágica de la mitología nórdica.

Una doncella escudera considerada la misma existencia que Sigrdrífa (シグルドリーヴァ, Shigurudorīva?), la persona predestinada del gran héroe Sigurd en la Saga völsunga, y representada de una manera similar en el Sigrdrífumál y el Helreið Brynhildar de la Edda poética como una valquiria que se enamoró del héroe. Ella es la hermana mayor de las valquirias en el Der Ring des Nibelungen de la edad media alemana.

Brynhildr es referida como la hermana menor de Attila — rey Atli — en la Saga völsunga, el Gudrunarkvida y el Sigurðarkviða hin skamma de la Edda poética.

Ella es tratada como Brünnhilde (ブリュンヒルト, Buryunhiruto?) en la ópera de Wagner «Der Ring des Nibelungen», la historia de un caballero equivalente a la leyenda del rey Arturo. Brünnhilde es una valquiria, una doncella escudera que guía a las almas de los difuntos al Valhalla, y una reina que fue inducida a la ruina por la tristeza de no haber podido unirse a su amado héroe. En el Nibelungenlied ella es la reina de Islandia. Kriemhild y Brünnhilde se enfrentaron y Siegfried se vio acorralado en una situación en la que no tenía más remedio que morir para evitar una pelea.

Cuando guiaba al Valhalla a los guerreros que murieron como fieles servidores del Gran Dios, en algún momento Brynhildr fue en contra de las intenciones de Odín y permitió que un guerrero obtuviera la victoria. Ella se enfrentó a la ira del Gran Dios, le arrebataron gran parte de su divinidad, y como resultado recibió una maldición de sueño eterno en una habitación envuelta en llamas. Manifestándose donde ella se encontraba, el héroe Sigurd liberó la maldición con su espada demoníaca Gram, y todo el conocimiento de la valquiria, incluyendo la hechicería de runas, le fue otorgado a Sigurd. Brynhildr bendijo a ese héroe con felicidad a lo largo de su camino, pero ese regocijo fue solo por un corto tiempo. Después de eso, Sigurd perdió sus recuerdos y ella fue traicionada. Tras haber sido abandonada y entristecida por el dolor, Brynhildr asesinó deliberadamente a su amado Sigurd y posteriormente renunció a su vida.

LeyendaEditar

Brynhildr era una diosa de la guerra hija de Odín y Jörð, una doncella escudera y una valquiria. Las valquirias eran autómatas de Odín, seres automáticos que continuaban comportándose de acuerdo a la voluntad del Gran Dios. Brynhildr tenía la tarea de proporcionar las almas de los héroes para el Ragnarök al guiarlas hasta el Valhalla, otorgándoles la victoria de vez en cuando como una de las Valquirias del Señor desde los tiempos antiguos. No obstante, una vez ella cambió. Brynhildr apoyó al joven guerrero Agnar en el país de los godos haciendo que derrotara al viejo Hjalmgunnar, a quien se le debería haber prometido la victoria debido a la bendición del dios Odín. Su padre lidió con esta traición al quitarle gran parte de su divinidad y otorgarle la Runa Pálida del Castigo que la colocó en un estado suspendido similar a la muerte. Dormida dentro de un círculo de fuego en la cima del monte Hindarfjall, una cueva inhumana del demonio, Brynhildr quedó encerrada en un «salón de las llamas» cuyas flamas se extendían hasta los cielos. El efecto de muerte aparente provocado por la runa fue absoluto. Ella durmió en las llamas eternas esperando al héroe destinado que la despertara de su sueño y le declarara su amor.

Un héroe que fuera a despertarla no era más que una simple posibilidad prevista por Odín, y Brynhildr llegó a la conclusión de que tal cosa nunca llegaría. Dentro de las llamas donde nadie podía entrar, ella se dio cuenta de que no tenía más remedio que seguir postrada como un cadáver hasta el momento en que el mundo acabara por la furia de Fenrir y Surtr.

Sin embargo, esa persona destinada vino, un héroe intrépido que valientemente atravesó las llamas con su corcel Grani para alcanzarla. Sigurd llegó al «salón de las llamas» a pesar de haber escuchado todo sobre la la profecía del rey Gripir. Él cortó hábilmente los grilletes que delimitaban su cuerpo y la armadura de mitril que había absorbido la runa espinosa al momento de convertirse en la última maldición de Odín. Y justo después de eso, Brynhildr despertó. Ya no como una valquiria, sino como una humana mortal que poseía un cuerpo perfecto. Ella le preguntó por qué estaba haciendo eso, y el héroe respondió que a pesar de saberlo todo, estaba llevando a cabo lo que debía hacer; que el amor era innecesario y los sentimientos inútiles en el camino que recorría. Salvarla, pero no amarla, era la forma del héroe de oponerse al destino. Desafortunadamente, ambos se dieron cuenta de que se habían enamorado en el momento en que se vieron por primera vez. Sabían que su amor había comenzado allí, y Sigurd le propuso matrimonio.

Durante el tiempo que pasaron juntos en su luna de miel, Brynhildr le otorgó a Sigurd muchos conocimientos, incluidas las runas originales que había aprendido de su padre Odín, y finalmente la dejó y descendió de la montaña para continuar su viaje como héroe en busca de más gloria y fortuna. No obstante, Sigurd perdió por completo sus recuerdos antes de regresar, incluidos los relacionados con Brynhildr, y se casó con otra mujer. Esa mujer usaría sus planes para que Brynhildr se casara con otro hombre, Gunther, el cuñado de Sigurd. Sigurd regresó a Brynhildr bajo la apariencia de Gunther debido al poder de las runas que Brynhildr le contó, y le propuso matrimonio bajo su efecto. Brynhildr sabía que era Sigurd, pero aún así estuvo de acuerdo solo si ella perdía en una pelea con espadas. No obstante, se decía que eso era falso, ya que no tenía ninguna razón para ganar y Sigurd era más fuerte que ella. Brynhildr fue derrotada por él, quien persistió en vestirse como su cuñado, y llegó a la conducción de su ceremonia de matrimonio con el verdadero y cobarde Gunther.

Al principio, Brynhildr creyó que Sigurd había bebido una droga mágica temible que le hizo perder sus recuerdos y aceptó ese hecho como parte de su inmutable destino. Sin embargo, esta caería más tarde en una locura divina como resultado de una explosión severa de sus emociones hacia los trágicos eventos que sucedieron, incluido el amor que había perdido de Sigurd, la mujer que dedicó todo su amor hacia él, y el amor de Gunnar hacia Brynhildr. Ella mató a Sigurd cortándolo por la mitad y eliminó a toda la familia y seguidores de la mujer. Aunque se esforzó por matar solo a los guerreros tanto como le fue posible, es posible que haya puesto sus manos sobre mujeres y niños por casualidad al verse inmersa en la locura. Brynhildr recreó la «sala de las llamas» con el mana ardiente que se desbordaba desde el interior de su cuerpo y clavó la espada en su propio ser en un acto de suicidio. A medida que las lágrimas rojas fluían, la vida de Brynhildr que comenzó en llamas, terminó en llamas. Al final, Brynhildr mató al hombre que más había amado en todo el mundo gracias a una conspiración y luego se quitó la vida con libertad para seguirlo hasta la otra vida.

Incluso ahora — en su condición actual como espíritu heroico — y tras haberlo matado, Brynhildr todavía ama a Sigurd. Después de su suicidio, su amor es tal que ella desafiaría a la gigante del inframundo para recuperarlo. Si uno retira todas sus capas, como los caminos que ha cruzado, su tristeza, sus resentimientos y sus sentimientos de traición, lo que queda no es más que su amor puro hacia Sigurd. Sus verdaderos sentimientos comprenden cómo Sigurd llegó a amarla, cómo fue más estricto consigo mismo que con cualquier otra persona y cómo decidió corresponderle con nada más que con su amor. Sin embargo, aún después de haber sentido el momento de «ser traicionada», ella movió todo su ser automáticamente. Esa es la razón por la que incluso en el presente sigue actuando de esa forma.

«Reunámonos una vez más para abrazarnos con certeza la próxima vez... Incluso si pienso de esa manera, este cuerpo anhela esa vida tuya automáticamente. Es muy posible que esta sea la cruel maldición provocada por el Gran Dios.»
―Brynhildr.

AparienciaEditar

Lancer tiene un cuerpo delicado y un largo cabello blanco místico con un tono verde azulado que recuerda al cielo nocturno. Ella entra a la batalla vestida con una armadura plateada irreconocible para Saber. Anteriormente una valquiria, ahora es una humana mortal que posee un cuerpo perfecto.

Lancer es hermosa como la noche, hasta el punto de poder robar los ojos de cualquier hombre que se encuentre en su camino. Es como si ella no fuera una persona que viviera adecuadamente bajo el sol del mediodía, y aunque algunos no querían llamarla bestia fantasmal, solo estaban implicando que se adaptaba mejor a la tranquilidad y la oscuridad de la noche. Pronto comprendieron que Brynhildr era una mujer sombra, una cuya hermosa armadura de mitril brilla maravillosamente sobre su cuerpo. La enorme lanza que da la impresión de ser pesada y enorme hasta un punto imposible, la lleva ligeramente en sus manos. La mujer muestra una débil sonrisa ante la cual cualquier hombre ordinario quedaría perdido. Una sonrisa que es hermosa a pesar de transmitir el dolor y pena de sus últimos momentos con vida. Cuando abre sus párpados cerrados, sus largas pestañas vibran, y cuando expone sus ojos, estos recuerdan a un par de amatistas. Lancer es una mujer que incluso ahora se adapta al silencio de la noche, y cuyo cuerpo está empapado por la noche misma.

Después de que Brynhildr es corrompida por el Santo Grial, esta adquiere una apariencia más oscura. Su armadura se vuelve de color negro, sus ojos se tornan dorados y usa un collar impregnado con la suciedad oscura. Las cuentas del collar se clavan directamente en la parte posterior de su cuello a través de agujas.


PersonalidadEditar

Calmada y devota. Hay un poco de soledad mezclada en la suave sonrisa de esta desafortunada doncella del escudo. A pesar de haberse comportado como una «muñeca» con un sentido débil de sí misma cuando era un espíritu divino y la mayor de las Valquirias, después de caer en la tierra tras incurrir en la ira de su Gran Dios paternal, Brynhildr se dotó de la naturaleza humana y su personalidad debido a la reunión incidental con Sigurd. Compasiva y llena de afecto, Brynhildr se dedica a la persona que ama. Una mujer que habría pasado toda su vida como una buena esposa de no haber sido por esa tragedia. Aunque nunca dejó de amar a Sigurd más que a nadie en el mundo, llegó a abrazar las llamas de su intención asesina al final de su destino trágico maldito, y finalmente terminó matándolo y también quemándose hasta las cenizas.

Brynhildr habla muy cortésmente y lucha con respeto. Ella no parece ser el tipo de persona que pelearía con deshonra, y demuestra su sinceridad al reconocer las cualidades de sus oponentes, como se demuestra cuando pelea con Saber y alaba su heroísmo y actitud caballerosa. Inicialmente el dolor era la única expresión en su rostro, y tanto la radianza como la alegría habían sido abandonados por su cuenta. Pero incluso tras haber sido testigo de innumerables infiernos, Brynhildr lanzó una sonrisa; todo y cualquier cosa sobre ella era lo mismo, pero también todo había cambiado. No era solo tristeza lo que se podía encontrar en su expresión facial, y únicamente alguien con ojos como los de Arash podría haberse dado cuenta de ello.

Bynhildr era una mujer amorosa que adoraba todo: los héroes, el agua, la tierra y hasta la ciudad de Tokio. No obstante, esta parece perder la razón tras tomar una poción de amor y alcanzar su punto máximo. Ella sonríe con algún tipo de deleite, pero es una expresión terriblemente deformada: lloraba mientras sonreía, estaba enojada mientras lloraba, y sonreía estando molesta. La animosidad, el odio y el resentimiento estaban cerca y lejos de ella al mismo tiempo que la tristeza, la pena y el arrepentimiento estaban lejos y cerca también. Francamente hablando, esta mujer estaba rota por dentro. Si era una expresión guiada por algún tipo de emoción, era muy difícil reconocer cuál de todas era. Incluso si uno no puede ver las habilidades de contaminación mental y mejora de locura, o una advertencia que justifique sus efectos de mal estado al echar un vistazo a través de sus parámetros, su sentido del yo está completamente roto hasta ese punto.

Incluso ahora, habiéndose convertido en un espíritu heroico, Brynhildr sigue amando a Sigurd desde lo más profundo de su corazón. Pero si por casualidad es invocado ante ella, Brynhildr apuntará su lanza hacia él en automático debido a que al haber recibido forma como espíritu heroico, tanto ella como su noble phantasm terminaron recibiendo la definición de «algo que mata a Sigurd».

En lo que respecta al héroe «Asesino de Dragones» Siegfried, que posee orígenes similares a los de Sigurd, si bien Brynhildr lo reconoce como «alguien diferente», parece que de alguna manera siente algo cercano a él, y por lo tanto lo mira febrilmente mientras trata quedarse a solas para luego intentar matarlo, incluyendo a su master.

Al entrar en contacto con su master, Brynhildr se comporta bien y obedece en voz baja sin desafiar sus instrucciones. Esta tendencia de seguir la voluntad de un amo, vista en su pasividad y nula intención de ir en contra del sistema de invocación de espíritus heroicos, es el resultado de su hábito pasado como valquiria de actuar acorde a las misiones del Gran Dios y tener una sensación de impotencia.

Brynhildr no aceptará tener afecto hacia alguien más si el sentimiento no es en grandes cantidades, y ella es muy consciente de este hecho debido a que al final tendrá que quitarle la vida a su compañero con su noble phantasm. Además, y por encima de todo, su amor ya está consagrado a Sigurd, y tiene mucho miedo de «llegar a amar a alguien» aunque sea debido a esa situación que esté atrapada en un pensamiento obstructivo llamado «estoy matando a la persona que he llegado a amar». Debido a ello, Brynhildr también evitará intercambiar palabras con su master.

Su deseo para el Santo Grial es una reunión con su amado Sigurd. Pero en el instante en que se haga realidad, intentará asesinarlo automáticamente.

RelacionesEditar

En general

Brynhildr reaccionará ante los espíritus heroicos si hacen algo que la haga recordar a Sigurd. Es decir, reaccionará mal. También lo hará de alguna manera hacia aquellos con tanto amor romántico que conmovería a una mujer hasta las lágrimas.

Sigurd

«Te amo, te amo, te amo mucho; por favor muere conmigo, querido ————».

Siegfried

«Eres terriblemente parecido a ese hombre. Por lo tanto, lo siento mucho».

Arthur Pendragon

«Estoy muy preocupada. Eres muy amable, así que... estoy bastante preocupada».

Altera

«¿Tu olor es muy similar al de aquel hombre?»

Jeanne d'Arc (Alter)

«...?»

RolEditar

Fate/Prototype: Fragments of Sky SilverEditar

Lancer es la primera oponente que enfrentan Manaka Sajyou y Saber. Ella se alía con Archer para eliminarlo, pero desaparece en algún lugar mientras él y Saber luchan contra Rider. Cuando están en peligro, ella aparece con la «Piedra Filosofal» neutralizando la maldición de los dioses de Ramesseum Tentyris que sella los noble phantasms. Lancer había recibido la misma de Caster luego de que Manaka le ordenara que se lo entregara a Saber. Esta usa su lanza para eliminar a Ramesseum Tentyris y posteriormente se la entrega a él.

El master de Lancer, Nigel Sayward, sabe que ella ama a Saber mientras llora por su amado Sigurd, pero aunque reconoce sus sentimientos, no es comprensivo y «le dice la verdad» directamente. Nigel entonces le ordena tomar su droga, a lo que Lancer se niega. Cuando este intenta usar sus hechizos de comando para obligarla a cumplir su orden, ella se vuelve completamente loca, destruye el edificio con su master en él, y luego deambula por Sunshine City para matar a Saber y Manaka. Caster informa de este hecho a Manaka antes de que él y Assassin ataquen a Lancer, quien logra bloquear su hechicería con las runas que había aprendido de su padre Odín. Lancer procede a atacar a Saber al mismo tiempo que lo confunde con Sigurd debido a la locura causada por tomar la poción de amor. No obstante, esta sabe que Manaka está manipulando su mente y que no puede ir en contra de su orden, por lo que le ruega a Saber que la detenga y su corazón es perforado con Excalibur. Antes de desvanecerse, ella le agradece por su locura y le advierte que no permita que la cosa en el Santo Grial despierte.

Durante la batalla de Saber con Beast, Lancer aparece nuevamente en la mente de Saber. Ella alienta a Saber a luchar y luego se convierte en uno de los servants que le prestan su poder cuando activa su noble phantasm.

Ocho años después, una sombra de Lancer es vista nuevamente como uno de los servants corrompidos del Grial de Manaka.

Fate/Grand OrderEditar

Brynhildr Trial QuestEditar

Salomón: El Gran Templo del TiempoEditar

Brynhildr se encuentra entre los servants de eventos especiales que ayudan a Chaldea contra los Pilares de los Dioses Demonio.

Götterdämmerung: El Siglo de las Eternas Llamas CongeladasEditar

Brynhildr es convocada al Lostbelt debido a la presencia de Sigurd. Al final los dos combinan sus ataques para derrotar a Surtr, y ella se desvanece con una sonrisa genuina en el rostro junto a Sigurd.

Otras aparicionesEditar

Brynhildr representa un tercio de la existencia de Passionlip en Fate/Extra CCC, a la que se refiere como una diosa de la guerra de Escandinavia. Sus emociones son usadas en el noble phantasm de Passionlip Brynhildr Romantia.

HabilidadesEditar

Lancer posee dos noble phantasms: el primero es una larga, gigantesca y pesada lanza llamada Brynhildr Romantia; mientras que el segundo recibe el nombre de Brynhildr Komédia. Ella ha demostrado ser veloz hasta el punto de desaparecer casi por completo de la vista, y causar dificultades a Saber para seguirle el paso antes de finalmente acostumbrarse a su velocidad. Lancer tiene un patrón de ataque en el que su lanza cae sobre su oponente desde cinco direcciones y velocidades distintas. No obstante, parece tener la costumbre de repetir esa técnica, lo que lleva a que los enemigos que sobreviven a las primeras rondas puedan encontrar una brecha de contraataque.

Durante la Guerra del Santo Grial de Tokio, su master, Nigel Sayward, le da una pequeña botella con una poción que la obliga a entrar en un estado de «amor forzado». Su propósito es hacer que Brynhildr vea a Saber como Sigurd y fortalecer así su lanza debido a la habilidad de Brynhildr Romantia.

Siendo experta en combate cuerpo a cuerpo, Lancer es capaz de patear a Assassin con facilidad a pesar de estar recibiendo un ataque directo. Para Brynhildr, que había observado las habilidades de muchos héroes durante su tiempo como valquiria, su esgrima a corta distancia y sus artes marciales muy refinadas son solo un par de las muchas habilidades ajenas registradas en decenas de miles de campos de batalla que había logrado aprender. Mientras evitaba el primer enfrentamiento aéreo contra Assassin, todos los ataques que habían sido maniobrados de un lado a otro, a medida que se interceptaban a gran velocidad, eran realizados con un brazo y ambas piernas.

Brynhildr recibió la habilidad de montar debido a la anécdota de que las valquirias montaban a caballo. Si bien la fama de su historia le habría dado el rango de habilidad A+ bajo la clase rider, esta ha disminuido tras haber sido invocada bajo su clase actual. Durante su tiempo de vida tuvo una gran aptitud como espíritu divino al ser miembro de las doncellas escuderas, las valquirias, y la hija del Gran Dios Odín, pero este último la privó de la mayor parte de su divinidad.

La emisión de mana (flamas) le permite envolverse en fuego para incinerar las flechas disparadas por Archer, un bombardeo de hasta veinte proyectiles simultáneos cada uno con el poder suficiente para romper rocas de manera sencilla. Se trata de una técnica que surgió de la leyenda donde se quedó dormida rodeada por un anillo de llamas en un pabellón cubierto por fuego. A medida que su pasión se hace más profunda, el fuego se vuelve más fuerte consumiéndose en proporción a su energía mágica.

Su habilidad de runa primordial es suficiente para negar la hechicería de Caster debido a que sus runas son un millón de veces más poderosas que las usadas por hechiceros modernos. Conocida como la Runa del Origen, al ser activada fortalece su hechicería de runas, le otorga la capacidad de volar, amplifica temporalmente sus parámetros e incluso le permite alcanzar el estado de semi-dios. Aunque su uso requiere sellar su segundo noble phantasm, Brynhildr Komédia, las runas en sí mismas son tan potentes que podrían clasificarse como su tercer noble phantasm, y si bien podrían llegar a destruir Tokio en su estado de máximo poder; incluso un master como Nigel Sayward sería incapaz de proporcionar tanto mana. Se ha demostrado que las runas pueden congelar objetos y convocar rocas gigantescas, incluido un gran y majestuoso trozo de roca cubierto de llamas que es lo suficientemente grande como para ocultar la luna, la cual es recibe el nombre de Freyja: Venus (金星フレイヤ, KinseiFureiya?).

Estas runas primordiales son runas procedentes de Escandinavia que son casi consideradas como emblemas mágicos escandinavos. Se dice que ella, una hechicera de primer nivel, le ha enseñado hechicería de runas a su amado Sigurd. Originalmente era una habilidad que mostraba el poder de las Runas Primarias que le otorgó su padre Odín, pero su poder está siendo suprimido. Si ella demuestra el verdadero poder de esta habilidad sin poseer un rango de divinidad A o superior, además de recibir restricciones en el uso de su segundo noble phantasm, el daño severo entraría en su núcleo espiritual y Brynhildr comenzaría a desaparecer.

Dama de Honor del Héroe (英雄の介添, Eiyū no Kaizoe?) es una habilidad que representa la naturaleza de una valquiria al llevar a un héroe a la victoria. La misma le posibilita sincronizar la energía mágica y darle un modificador positivo a cada verificación exitosa realizada por el objetivo de su elección.

EstadísticasEditar

Datos
Espíritu: Brynhildr
Master: Nigel Sayward
Alineamiento: Neutral Bueno
Estadísticas
Fuerza: B+
Resistencia: A
Agilidad: A
Mana: C
Suerte: E
Tesoro heroico: A
Habilidades
Tesoros heroicos: Brynhildr Romantia
Brynhildr Komédia
n/a
n/a

Datos
Espíritu: Brynhildr
Master: Ritsuka Fujimaru
Alineamiento: Neutral Bueno
Estadísticas
Fuerza: B+
Resistencia: A
Agilidad: A
Mana: C
Suerte: E
Tesoro heroico: A
Habilidades
Habilidades de clase: Resistencia Mágica
Montar
Divinidad
B
A
E
Habilidades personales: Emisión de Mana (Flamas)
Runa Primordial
Dama de Honor del Héroe
B

C
Tesoros heroicos: Brynhildr Romantia Anti-Unidad
B → B+

Formas y versiones alternasEditar

Brynhildr OscuraEditar

Servants Prototype Oscurecidos

Lancer es revivida por Manaka Sajyou en la Segunda Guerra del Santo Grial de Tokio en una forma oscurecida.



CuriosidadesEditar

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.