FANDOM


Sieg (ジーク, Jīku?) es el protagonista principal de la serie Fate/Apocrypha y el segundo master de Rider del "Negro" durante la Gran Guerra del Santo Grial. Sieg aparece en el evento Apocrypha/Inheritance of Glory de Fate/Grand Order como un servant de clase caster capaz de ser invocado por Ritsuka Fujimaru.

Perfil Editar

Pasado Editar

Originalmente conocido como Homúnculo (ホムンクルス, Homunkurusu?), Sieg fue creado por la familia Yggdmillennia como uno de sus muchos homúnculos adecuados para diversos propósitos. Este fue mantenido en un tanque de suministro de energía mágica ideado por Gordes Musik Yggdmillennia para otorgar energía a los servants, y fue uno de los muchos que Caster del "Negro" utilizó como material de cosecha para sus golems debido a sus circuitos mágicos de inesperadamente alta calidad.

Apariencia Editar

Los ojos de Sieg son un par de rubíes profundos, pulidos y perfectos de color rojo oscuro; una característica estándar de los homúnculos de los Einzbern. Su cabello es marrón, aunque parece oscurecerse ligeramente a medida que envejece. Al principio, el físico de Sieg es bastante delgado y frágil, como el de un bebé recién nacido. Su vestimenta estándar consiste en un chaleco negro, camisa blanca, pantalones negros y un par de mocasines de cuero negro.

Después de obtener el corazón de Saber del "Negro", su apariencia física cambia ligeramente para imitar a la de este. Si bien su cabello solo se oscurece — y se acorta — ligeramente, crece mucho más alto de lo que originalmente era, y la fragilidad del pasado es reemplazada por una estructura delgada pero resistente, mucho más adecuada para luchar en una Guerra del Santo Grial. También cambia los mocasines por un par de botines.


Personalidad Editar

«Tal vez no merezcamos algo como el libre albedrío. Realmente no sé si lo que he hecho hasta ahora es correcto o no. Pero, incluso si no hay descanso más allá de esto... Incluso si solo hay desesperación... ¡Por lo menos quiero seguir mi propio camino! ¡No pedimos la salvación tampoco! ¡Pero quiero al menos la libertad de elegir!»
―Sieg,

Sieg recibe conciencia sin nada para formar una personalidad. Le tiene miedo a todo excepto a sí mismo, y se llama «transparente e incoloro» porque no posee nada y no le fue otorgado nada desde su nacimiento.

Después de escapar y recibir el corazón del héroe Siegfried, Sieg se vuelve notablemente más desinteresado y valiente a medida que continúa desarrollándose como persona. Este decide abandonar una vida de felicidad y en su lugar pretende cumplir los deseos desesperados de sus hermanos y hermanas homúnculos que morirían si no se hacía nada para salvarlos.

Finalmente, y de forma voluntaria, Sieg se convierte en un participante de la Gran Guerra del Santo Grial por su bien, así como por el bien de Rider del "Negro", que lo había salvado, y de Ruler, quien lo protegió. Debido a su corta edad, sigue siendo muy ingenuo y no tiene idea de los modales y cómo funciona el mundo, aunque en general es muy tranquilo y lógico, y es capaz de pasar como un ser humano excéntrico pero normal en poco tiempo. Este incluso puede llegar a mostrar una actitud un tanto brusca, particularmente hacia Gordes, aunque sigue expresando una gratitud algo reticente hacia el hechicero por haberlo creado a él y a sus hermanos a pesar de que el hombre casi lo asesina. Sieg se pone en peligro para salvar tanto a Caules como a Fiore demostrando su gran capacidad de perdón. Sin embargo, Sieg es sorprendentemente vengativo y abandona por completo su comportamiento más estoico cuando los que aprecia son perjudicados.

Después de su encuentro final y haber presenciado a Assassin del "Negro", junto con el horrible pasado de los niños de Scotland Yard, la creencia inocente de Sieg de que los humanos son ligeramente defectuosos pero inherentemente buenas criaturas se desmorona, lo que lo lleva a cuestionar la verdadera naturaleza de la humanidad. Aunque toma el consejo de Ruler de no rendirse con los humanos, y reflexiona sobre las opiniones de varios otros héroes sobre el asunto, Sieg finalmente busca su propia respuesta a cómo ve a los humanos y a la vida como un todo.

Al igual que Siegfried, este le da poco valor a su propia vida y se ve a sí mismo como algo que puede usarse para salvar y ayudar a quienes lo rodean, lo que le lleva a tomar decisiones absurdas, irrazonables y temerarias simplemente por el bien de lo que cree. Si bien dice no tener interés en la vida normal y pacífica de la que Rider del "Negro" habló con anterioridad, en lo más profundo de su corazón lo anhela, pero voluntariamente pasa por alto este hecho para alcanzar un propósito superior que puede darle un verdadero significado a su vida, así como también honrar a quien voluntariamente entregó su vida para salvarlo. Afortunadamente, tanto Ruler como Laeticia lo alientan a comenzar a considerar su propio valor al darse cuenta de que solo preocuparse por los humanos, y su desafortunado sentido de obligación hacia los demás ignorándose a sí mismo, lo dejarían realmente vacío sin importar lo que termine haciendo con su vida.

Si bien tiene sus propias razones para oponerse al deseo de salvación de Amakusa Shirou, la razón principal por la que Sieg actúa por el bien de la humanidad no es únicamente por el bien de esta: En primer lugar, Sieg no había experimentado lo suficiente como para creer completamente en la humanidad. Sin embargo, Ruler había apostado y dado todo, incluso su vida, para llegar al futuro. Es porque vio eso y deseó «convertirse en su fuerza» que Sieg actuó, un deseo enormemente personal.

Relaciones Editar

  • Jeanne d'Arc - Sieg alberga una profunda admiración por Jeanne, y es su voluntad apoyarla convirtiéndose en su fuerza después de haber encontrado que sus ideales y la forma en que ella solía vivir son muy tristes pero al mismo tiempo hermosos. Es gracias a sus palabras que no cae en la desesperación después de la confrontación con Assassin del "Negro" y está dispuesto a aprender más sobre la humanidad en lugar de simplemente darse por vencido. Muchos, muchos años después de la guerra, Sieg y Jeanne se reencuentran en el Lado Inverso del Mundo donde Jeanne le confiesa sus verdaderos sentimientos. Al escuchar esas palabras, Sieg finalmente se da cuenta de por qué había estado esperando en el otro mundo por ella durante tanto tiempo.
  • Astolfo - Astolfo, más que su servant, es el mejor amigo de Sieg y también quién salvó su vida. Él respeta y valora profundamente a Astolfo, diciendo que iría tan lejos como para morir por él si surgiera la necesidad, siempre y cuando este se salvara y pudiera continuar existiendo en el mundo sin su presencia. Si bien Astolfo se considera débil y maldice su condición como la razón por la cual Sieg desperdició su oportunidad de tener una vida normal, Sieg cree incondicionalmente en su fortaleza. Para él, Astolfo es realmente una persona increíble y un héroe valiente hasta la médula, aunque sus locas payasadas, su tendencia a dejar escapar detalles extremadamente importantes, y el talento milagroso para encontrarlos a ambos en situaciones extravagantes hacen que Sieg entierre la cara entre sus manos y suspire.
  • Quirón - La figura del aliado y mentor de Sieg. Junto con Astolfo, Quirón fue uno de los primeros servants con los que se encontró después de escapar de su tanque de prana. En contraste con el afecto excesivo de Astolfo, Quirón es muy directo y franco acerca de su situación, pero bien intencionado y amable. Quirón se siente atraído por la inocencia del niño y expresa su deseo de que Sieg pueda escoger una forma de vida que le permita vivir sin remordimientos. Sieg respeta a Quirón y lo considera digno de su absoluta confianza, siguiendo sus consejos sobre la vida y las tácticas en el campo de batalla sin ninguna duda. Como Quirón es alguien siempre dispuesto a enseñar y Sieg es un individuo ansioso por aprender, a menudo tiene una montaña de preguntas listas para él en cualquier momento.
  • Siegfried - El héroe legendario que dio su vida para salvar a Sieg. A pesar de no conocerlo personalmente, no haber compartido una sola palabra entre sí, y no haberle pedido su ayuda, Siegfried renunció voluntariamente a su propia vida para salvar a Sieg siguiendo los ideales de justicia que no pudo cumplir en su vida anterior. Satisfecho con finalmente poder defender y hacer lo que creía correcto, Siegfried desaparece del mundo sin remordimientos mientras que Sieg se queda con sentimientos abrumadores de culpa y gratitud, viendo que es su deber vivir de alguna manera que pague honor al héroe que ni siquiera dudó en sacrificar su vida para salvar a otra persona. Es por ello que el homúnculo, que hasta entonces no tenía nombre, se llama a sí mismo «Sieg» en honor a su héroe para nunca olvidar lo que Siegfried había hecho por él.
  • Mordred - La rival de Sieg y eventual camarada con quien se lleva relativamente bien. Al inicio Mordred muestra una frustración visual hacia la existencia de los homúnculos Yggdimmillenia, ya que parecían ser nada más que herramientas sin sentido ni emociones, una noción que a ella le molesta al ser también un homúnculo. No fue hasta que vio a Sieg mostrando un fuerte sentido de sí mismo al proteger a Astolfo que lo vería de otra manera.
En un principio Mordred planea dejarlo en paz, pero después de que milagrosamente logra apuñalarla con la espada de Astolfo mientras su guardia está baja, ella decide verlo como un oponente que vale la pena derrotar, tras lo cual respeto hacia él y su resolución prometiendo recordar su nombre. Cuando Sieg regresa y lucha nuevamente contra Mordred en forma de Siegfried, esta se burla de él como un servant falso, pero de todos modos lo enfrenta. Mordred se enfurece verdaderamente después de ver que de alguna manera sobrevivió al choque de sus noble phantasms jurando que ella, y solamente ella, sería la que tendría el privilegio de matarlo.
De manera irónica, es Mordred quien salva a Sieg de una Celenike trastornada, pareciendo haber llegado a desarrollar una extraña simpatía por el homúnculo con voluntad propia. Estos incluso se unen y trabajan juntos contra Adam bajo las órdenes de Quirón. Cuando se reúnen en la ciudad, Sieg y Astolfo la invitan a almorzar para pedirle su opinión sobre la humanidad. Al ver que Sieg no guarda rencor hacia ella por haberlo querido matar, decide perdonarlo por haber sobrevivido a su noble phantasm, lo que lo deja confundido. Alborotando su cabello y sonriendo alegremente, Mordred deja atrás una última promesa de encontrarse nuevamente en los Hanging Gardens of Babylon y una cuenta exorbitantemente alta por toda la comida que ordenó.
  • Frankenstein - Aunque no habían interactuado el uno con el otro, Sieg es testigo de cómo Berserker es empalada por Mordred, lo que lo impulsa a atacar al caballero aunque tal acción termina en su propia muerte. En un intento por acabar con Saber del "Rojo", Frankenstein usa su noble phantasm suicida, tras lo cual su vida y voluntad se trasladarían a Sieg, resucitarían al niño y le otorgarían el uso de galvanismo. Con la habilidad, Sieg podría usar Balmung sin perder inmediatamente la forma de Siegfried, así como ser capaz de sobrevivir y recuperarse rápidamente de los disparos de Reika, usar Balmung continua y rápidamente en la batalla contra Lancer del "Rojo", y ralentizar los efectos letales de la maldición de los hechizos de comando. Ella solo se manifestaría por completo dentro de Sieg después de que su furia hacia Shirou Kotomine por la muerte de Jeanne le despierte el alma y le conceda el uso consciente de sus poderes junto a una versión significativamente debilitada de Blasted Tree en la batalla final.
  • Jack el Destripador - Inicialmente Sieg no sentía más que odio en su corazón hacia Jack el Destripador después de que su ataque contra los Yggdimillenia lesionara y le quitara la vida a sus hermanos, lo que provocó que la persiguiera por venganza incluso si eso significaba su muerte. Después de haber visto su horrendo pasado, las ardientes sensaciones de odio de Sieg se disipan, dejando en su lugar confusión y desconfianza por la humanidad así como una profunda tristeza hacia Jack por no haber podido salvarla.

Rol Editar

Fate/Apocrypha Editar

  • Sieg recibe el corazón de Saber del "Negro".
  • Enfrentamiento entre los dos sabers.
  • Saber del "Rojo" vs Saber del "Negro".
  • La Facción Negra trabajando junta contra Adam.
  • Cita entre Sieg y Ruler.
  • Sieg junto a Rider del "Negro" y Saber del "Rojo".
  • Sieg se enfrenta a Lancer del "Rojo".
  • Sieg lleva el Gran Grial al Lado Inverso del Mundo.
  • Jeanne confiesa sus verdaderos sentimientos a Sieg.
  • Sieg y Jeanne se reencuentran en el Lado Inverso del Mundo.
Sieg, originalmente solo un homúnculo sin nombre, comienza a ganar sensibilidad alrededor del tiempo en que la Facción Negra ha convocado a todos sus servants. Al principio él es consciente sin la capacidad de formar pensamientos, siendo solo un débil «instinto» que protesta por sentir un gran dolor. Sin la facultad de pensar o reconocer algo, no puede ser llamado un «ser viviente», y continúa existiendo como un receptor de «información» que con el tiempo logra generar «conocimiento». Sieg se vuelve consciente, y es capaz de darse cuenta del simple hecho de que es un ser vivo. Conforme el ciclo de aprendizaje comienza a repetirse a gran velocidad, reforzado por sus circuitos mágicos; este reconoce a muchos seres, incluyendo humanos, homúnculos y servants. Los humanos lo ignoran; los homúnculos, sus camaradas, lo ven con emociones débiles; y los servants, monstruos, muestran una gran variedad de expresiones.

No hay un gran cambio en su situación con la adquisición de conocimiento, pero lentamente comienza a organizarlo dentro de sí mismo y empieza a sentirse extraño mientras más información obtiene. Sin darse cuenta de que es miedo al querer alejarse de lo que está frente a él, ni siquiera puede entender que sea un acto de cobardía porque aún no ha comprendido la idea del coraje. Después de que las exploraciones de Kairi Sisigou y Saber del "Rojo" conduzcan a la batalla con varios de los golems de Caster del "Negro", este y Roche Frain Yggdmillennia aparecen ante Sieg, discutiendo el proceso de inserción de los circuitos mágicos en los golems. Identificándolos por sus «códigos», o nombres, Sieg es capaz de reconocer que han aparecido ante él numerosas veces, y al usar su información puede deducir que la inserción de circuitos mágicos equivale a la destrucción de lo que es consumido para suministrarlos. Al no haber entendido previamente el significado de morir, Sieg se asusta al llegar a la conclusión de que la destrucción equivale a la muerte.

Como él es seleccionado junto con otros dos para el uso de Caster, la parte de él que había sentido miedo nota con claridad que morirá pronto. Aunque inicialmente cree que no hay recursos, decide actuar debido a que es capaz de hacer lo que otros homúnculos no pueden: obtener información, pensar y temer el resultado. Con la coincidencia de obtener una identidad junto con la coincidencia de haber sido elegido para morir, su destino comienza a girar cuando mueve su brazo por primera vez en su vida. Afirmando su situación mientras intenta moverse, hace que sus dos manos se muevan para golpear contra el vidrio reforzado. Al darse cuenta de la inutilidad de tratar de romperlo físicamente, escanea sus circuitos mágicos para trabajar un hechizo que debilita el cristal lo suficiente como para poder escapar, rompiéndolo y permitiéndole ingresar al mundo del que fue aislado. Herido por el vidrio, Sieg se quita el respirador y respira por su cuenta por primera vez.

Rápidamente se recuerda a sí mismo que escaparse del vidrio era solo su objetivo inicial, por lo que rápidamente se propone escapar. Dado que la capacidad de estar de pie no estaba incrustada en sus funciones, Sieg se ve en la necesidad de gatear débilmente por el suelo hasta que se las arregla para lograrlo. Sin conocer su camino, solo sabe que morirá si se queda allí, y solo puede caminar hacia delante con gran temor a un mayor dolor ignorando los «susurros» de los homúnculos detrás de él. Con la piel tan suave como la de un recién nacido, simplemente caminar es suficiente para hacer sangrar sus pies; y pensando que es una existencia sin sentido a medida que su débil cuerpo lucha, este solo puede creer que morirá sin significado de la misma manera en que nació.

Sieg se detiene confundido cuando se da cuenta de que Rider del "Negro" ha venido antes que él, y es incapaz de moverse por el miedo. Tranquilizado por la preocupación de Rider, Sieg lo reconoce e inconscientemente murmura algo para que el servant lo ayude antes de desmayarse. Rider decide ayudarlo llevándole a la habitación de Archer del "Negro" para esconderlo de la persecución de Caster. Archer se da cuenta de la situación, dejándolos entrar y preparándose para analizarlo debido a su experiencia en medicina. Este afirma que Sieg usó en exceso sus circuitos y rasgó sus venas para destruir el vidrio, tras lo cual había colapsado por agotamiento. Él le cuenta a Rider sobre la condición física de Sieg y su corta vida, mientras que Rider afirma que seguirá ayudándolo hasta el final ya que no podría sobrevivir por sí mismo.

Despertando durante la conversación, Sieg se levanta al escuchar a Rider. Extremadamente nervioso, no puede entender el significado de Rider ofreciendo su ayuda para conceder su deseo. Mientras lo piensa, él cree que un ser sin poder y sin historia no tiene derecho a tener un deseo puesto que había renunciado a tenerlo, y a pesar de cree que no se merece tal cosa o que no le será otorgado si quiera, Sieg le pide a Rider que lo salve. Rider accede de inmediato, y Sieg queda suficientemente conmovido por su inocencia para no tener dudas en sus palabras.

Sieg se enfrenta a Saber del "Rojo" durante una gran batalla. Ella lo llama un falso espíritu heroico, y reconoce que no puede igualar a uno apropiado. Para salvar a sus camaradas que fueron dejados atrás, él decide utilizar el noble phantasm de Saber del "Negro", Balmung como una acción necesaria. Saber del "Rojo" sale victoriosa, pero solo debido a las propiedades especiales de las armas y la distancia desde la que atacaron.

Fate/Grand Order Editar

Fate/Apocrypha: Inheritance of Glory Editar

El evento tiene lugar después de la Gran Guerra del Santo Grial, pero antes de que Sieg y Jeanne se reúnan. Sieg, todavía en la forma de Fafnir, está teniendo dificultades para mantener el control del Gran Grial, convocando una réplica en cuerpo espiritual de la conciencia de Ritsuka Fujimaru desde el Storm Border para ayudarle con la tarea.

Fate/Labyrinth Editar

En su viaje dimensional, Manaka Sajyou ve a un Dragón Amable y Solitario (孤高なりし優しき竜, kokō narishi yasashiki ryū?) que ha estado esperando a otro durante mucho tiempo en el Lado Inverso del Mundo. Manaka considera que la apariencia del dragón es hermosa, pero el dragón no responde a Manaka ya que ambos ven el fin del mundo.

Habilidades Editar

Sieg posee circuitos mágicos de primera clase. Es un ser cuyo propósito era tener circuitos mágicos como base para su cuerpo, por lo que su capacidad para comprender la información es excelente. Este puede pasar de ser menos consciente que un bebé a adquirir conocimiento a una velocidad anormal en un lapso de días. Está hecho para absorber el mana de la atmósfera y proporcionarlo a los servants, y es capaz de cortar manualmente el enlace tras obtener su propio razonamiento. Conociendo instintivamente la hechicería, Sieg puede usar el hechizo Logic path/openStraße gehen (理導/開通シュトラセ/ゲーエン, Ridō/kaitsūShutorase/gēen?) para desear el resultado de «destrucción» en el cristal que lo contiene, creando energía mágica para transformarla de una manera que requiera la menor «destrucción». Al comprender el mineral del que se constituye el vidrio, se vuelve tan frágil como una pieza de madera débil. Cuando Sieg trata de protegerse de Gordes usa esta técnica de autodefensa; su palma se convierte en el cañón de un arma, la funda de una espada, y dispara una bala o tal vez una espada que no solo destruiría el brazo de Gordes, sino que devoraría su corazón sin piedad. Así mismo, se dice que Sieg puede usar hechicería básica como sugestión y curación.

A diferencia de los homúnculos normales construidos para ser formas de vida perfectas y funcionales, Sieg posee muchos defectos físicos, y aunque sus circuitos son de primera clase, su cuerpo no puede utilizarlos sin fallar. Esto significa que solamente es capaz de suministrar energía mágica y no de actuar como un peleador, siendo físicamente débil y con una esperanza de vida de tres años como máximo.

Deadcount Shapeshrifting

Sieg usando los hechizos de comando Dead Count Shapeshifter.

Después de ganar el corazón de Saber del "Negro", su apariencia cambia físicamente y gana una constitución más fuerte que lleva a Rider del "Negro" a afirmar que podría vivir por más de 100 años. Tiene hechizos de comando especiales de color negro que aparecieron en la parte posterior de su mano izquierda conocidos como Dead Count Shapeshifter: Hechizos de Comando de la Revelación del Dragón (竜告令呪デッドカウント・シェイプシフター, Ryū Tsuge-reijuDeddo Kaunto Sheipushifutā?), que le permiten tomar la forma del espíritu heroico Siegfried durante 180 segundos — 3 minutos —. No obstante todo hechizo de comando tiene un límite de tres usos, y si bien se pueden usar como sellos de comando normales, no los usa de esa forma para Rider.

Sus parámetros, experiencia, técnicas, habilidades personales y noble phantasms se replican perfectamente, pero no es capaz de igualar a un verdadero espíritu heroico. Si bien su uso de Balmung no parece impedido por esto, requiere la energía mágica adecuada almacenada en su cuerpo y el uso de un hechizo de comando para asumir la forma de Saber.

Usar Balmung es suficiente para agotar por completo sus reservas, lo que le hace perder la transformación incluso cuando sus circuitos mágicos se aferran desesperadamente a «permanecer como Saber». De esta forma, tanto su armadura como noble phantasms desaparecen haciendo que Saber del "Negro" desaparezca también del mundo. El proceso causa un dolor extremo en la carne, huesos y nervios, causando que pierda la capacidad de moverse o tomar represalias. Aunque es posible volver a transformarse, su cuerpo no puede soportar hacerlo de forma consecutiva.

Después de ser revivido por el rayo de Berserker del "Rojo", una parte de ella renace dentro de él y ya no es obstaculizado. Sieg usa la habilidad de movimiento perpetuo de Bridal Chest durante su batalla contra Karna y más tarde contra Shirou, logrando usar Balmung tantas veces consecutivas solo porque continuaba extrayendo instantáneamente el poder de la espada mientras reponía su mana usando «Galvanismo». La versión servant de Siegfried no puede reponer el mana que gasta instantáneamente, por lo que la acumulación de prana de su espada es abrumadoramente más rápida que la de un noble phantasm antiaéreo promedio. En cuanto a la velocidad de activación del noble phantasm, Sieg está más cerca de la forma real de Siegfried que incluso la copia misma del espíritu heroico. El Siegfried vivo, por otro lado, tenía su disposición innata combinada con la transformación de su corazón en un núcleo mágico, ello debido a que se había bañado y bebido la sangre de un dragón para poder extraer energía mágica y lanzar el corte aún más rápido que Sieg. Desafortunadamente, en el momento en que es invocado como el servant saber, su característica especial fue altamente degradada.

Cuando se enfrenta a Lancer del "Rojo", él es capaz de activar a Balmung junto con galvanismo para usar su noble phantasm consecutivamente. Después de presenciar dos ataques en el nivel de Brahmastra Kundala, Lancer decide que solo hay una forma de obtener la victoria y usa Vasavi Shakti. Balmung habría sido penetrado en solo dos segundos, pero Sieg usa un hechizo de comando para impulsarlo e igualar al enemigo. La batalla se convierte en un choque de voluntades a partir de este momento, pero como el oponente de Sieg es Karna, quien era famoso por su voluntad indomable, Vasavi Shakti logra superar a Balmung. Antes del golpe mortal Sieg es salvado por Rider del "Negro" con el escudo de Rider del "Rojo", Akhilleus Kosmos.

Más tarde, durante su pelea con Shirou y sin hechizos de comando, un enfurecido Sieg usa el galvanismo junto con la habilidad en esgrima que aprendió durante sus transformaciones como Siegfried para luchar de manera un tanto uniforme contra un Shirou severamente herido y con un solo brazo. Sieg se ve obligado a usar una versión debilitada de Blasted Tree como su carta de triunfo contra su Shirou en su pelea final después de que su espada se rompiera y fuera empalado en el pecho.

Este muestra la capacidad de transformarse en el dragón Fafnir debido a que el corazón de Siegfried le suministraba sangre de dragón para llevar el Gran Grial al lado reverso del mundo, el lugar donde las bestias fantasmales van y ningún humano puede aventurarse, y así el deseo sobre la humanidad ya no surta efecto debido a que las bestias fantasmales son objetivos inválidos. Como resultado de la transformación Sieg pierde su forma física y su estado final es el de su alma.

Curiosidades Editar

  • La idea de Sieg provino de Kinoko Nasu y Takashi Takeuchi. Nasu quería presentar un homúnculo masculino en Fate.
  • Yuuichirou Higashide dijo que todo comenzó en Sieg. Cuando estaba discutiendo ideas descabelladas con Nasu, Higashide dijo: «¡Su pecho brillará con la intensidad de tres veces completas!», a lo que él consideró demasiado estúpido así que lo quitó cuando estaba escribiendo la historia.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.